Los avances tecnológicos, tal vez han sido uno de los mayores aliados para los directores generales, mejorando sus organizaciones en reclutamiento, competencia, adquisición de habilidades y crecimiento.

De acuerdo con la Encuesta CEO 2017 de PwC, el 23% de los directores generales considera que la utilización de la tecnología reestructurará por completo la competencia en sus industrias durante los siguientes cinco años.

Esto ya se ha convertido en realidad para muchas empresas que han definido la forma en que se comunican e incluso su manera de operar, debido a la nueva dinámica empresarial.

Ahora, los usuarios o clientes están determinando el accionar de las compañías, a partir de una posible afectación o promoción de la reputación.

Abrir documento

El 69% de los CEO sostiene que es más difícil ganar y mantener la confianza de las personas en este entorno hiperconectado. A su vez el 91% de ellos cree que la privacidad de información y los aspectos de ética pueden afectar igualmente la certidumbre de la gente en sus organizaciones en los próximos cinco años.

El tema de la confianza se ha convertido en algo muy importante, pues el 58% de los CEO manifestó preocupación por la falta de credibilidad, pues podría perjudicar el crecimiento del negocio.

Al tratarse de un tema reputacional con aristas legales, los CEO identifican la ciberseguridad, la violación a la privacidad de datos y las disrupciones de TI como las tres mayores amenazas tecnológicas para la credibilidad de los grupos de interés.

Bob Moritz, Chairman global de PwC, señaló que los “CEO esperan que se vuelva más difícil mantener la confianza en la era digital. Pero la ventaja competitiva será para quienes tengan la capacidad de convertir la tecnología en una fortaleza, aunada a la habilidad de conectarse con sus grupos de interés a través de una relación continua basada en la confianza”.

Relacionados:

- CEO, con confianza en crecimiento pese a incertidumbre y riesgos