Recientemente el Congreso mexicano aprobó la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados, fortaleciendo aún más el marco jurídico de privacidad existente en el país, gracias a que establece bases, principios y procedimientos que garantizan el derecho al resguardo de información personal.

La importancia de crear y adoptar leyes respecto a la salvaguardia de información personal, está consagrada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, desde 1948, cuando la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció el artículo 12 que habla sobre el derecho a la vida privada.

Abrir documento

Posteriormente la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), específicamente en 1980, emitió las "Recomendaciones del consejo respecto a las directrices que gobiernan la protección de la privacidad y el flujo transfronterizo de datos personales".

Por su parte, la Unión Europea (UE) adoptó una directiva para regular el procesamiento de información personal de esta comunidad.

Podcast RAS.png

 

En México, entre 2006 y 2007, se modificó el artículo seis constitucional para darle carácter de derecho fundamental a la privacidad. Pero fue hasta 2010 cuando se hizo historia con la publicación de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares.

Nueva Ley de Protección de Datos en manos de Sujetos Obligados

Con el nuevo marco jurídico de resguardo de información personal en posesión de sujetos obligados, las entidades gubernamentales deberán actuar para lograr lo siguiente:

- Identificar qué información personal maneja, dónde la tiene y quién tiene acceso a esta.
- Evaluar la situación actual de la organización frente a lo solicitado por la regulación.
- Crear un sistema de Cumplimiento y Protección de los Datos Personales, el cual deberá ser lo suficientemente fuerte.

Relacionados:

- Adopción de ciberseguridad y privacidad logra ventajas competitivas